lunes, 14 de mayo de 2012

Falta de ambición o todo lo contrario

Lo reconozco: estoy desmotivada. Siempre digo que me encanta mi trabajo y que soy muy afortunada. Tengo un jefe que no solo es extremadamente capaz en su campo, pero además es muy didáctico y generoso. He aprendido muchísimo de él y me ha dado muchas oportunidades para ir adquiriendo experiencia y profesionalidad. Gracias a mi trabajo me he enfrentado a algunos retos que me han dado mucha satisfacción personal. Además he tenido la oportunidad de conocer a gente maravillosa (otros no tanto…), viajar a lugares exóticos y enriquecerme de conocimientos que me son muy útiles en la vida de cada día. En los años que llevo aquí, me he casado y he tenido a mis dos hijos, así que mis colegas (los que estaban y se fueron, los que llegaron y están) han formado parte de éste, el más importante cambio (y éxito) en mi vida. No son pocas las cosas que hemos compartido.
Pero, lo reconozco: estoy desmotivada. Nunca he sido una persona excesivamente ambiciosa en el ámbito profesional. Si lo soy mucho más en el ámbito personal. Tener una familia siempre fue la mayor ambición para mi, y aunque “me costó” encontrar a mi germano del alma, me alegro tanto de cómo me han ido las cosas y de estar personalmente en el lugar donde me encuentro. A un trabajo no le pido más que el no ser monótono, que no me exploten (demasiado, ¡todo es relativo!) y por supuesto donde la responsabilidad y los beneficios estén bien equilibrados. Bueno, ésta lista es demasiado sucinta, pero creo que entendéis por donde voy.
Lo que me pasa es que últimamente me tengo que esforzar mucho para estar motivada y dar lo mejor de mí misma. Lo que me pasa es que me apetece muchísimo más pensar en y ocuparme de mis polluelos (¡y de mi maridín, y de mi casa!). Lo he visto tantas veces que en un trabajo, por muy increíble que seas, no serás jamás irremplazable. Cuanta gente que se retira, y todo son halagos y piropos, y a los dos meses, como si no hubieras estado nunca. La gente tiene la memoria muy corta… Sin embargo, en casa, para mis hijos, si que soy absolutamente irremplazable. ¡Ellos quieren a su mamá! Cuanto más tiempo y dedicación les dé, ¡más felices están ellos! Y no es algo de lo que se vayan a olvidar en dos meses, mi dedicación será valorada y apreciada por siempre…
A ver, siempre lo he dicho, que yo no tengo madera para ser ama de casa en exclusiva. Que de verdad que lo veo como el trabajo más duro y en muchos aspectos, menos recompensado de todos. Me GUSTA (con mayúsculas) contribuir a la economía familiar y saber que podemos hacer esto o aquello, o hemos ahorrado X euros, o contribuimos a la educación de los niños, también gracias a mi esfuerzo fuera de casa. Tengo el ejemplo más claro en mi madre, que fue ama de casa, se ocupó tan bien de sus hijos, y la verdad es que en muchas ocasiones echó muchísimo de menos tener una vida profesional con todo lo que ello implica desde el punto de vista de satisfacción personal, vida social, independencia económica… Ella ha sido la primera que siempre me ha apoyado para hacer una “buena carrera” y ser una mujer independiente. Además os diré que como hija, yo también hubiera preferido tenerla a mi disposición un poco menos, a cambio de verla más realizada y feliz.
Conclusión: que le estoy dando vueltas y vueltas, pero creo que voy a tener una charla con mi jefe para ver si a partir de septiembre pudiera trabajar a tiempo parcial. Me gustaría seguir en mi puesto y que el cambio fuera solo temporal (¿por algunos años?). Me gustaría seguir llevando temas interesantes y que el sueldo siga compensando el venir a trabajar, ¡jajaja! Me gustaría mirar también la opción de poder trabajar desde casa un día a la semana. Me gustaría que esto funcionara, conseguir un mejor equilibrio, ser más feliz y sobretodo que mis chiquitines pudieran pasar más tiempo con su mamá. Que entre el colegio y alguna que otra actividad, pudieran pasar prácticamente todo su tiempo libre con su mamá (¡y papá parcialmente!). Me gustaría que esta idea funcionara y que todos los implicados saliéramos ganando… ¿será ésta la solución? ¿estoy siendo demasiado ambiciosa?

A ver si me lo planteo bien (exactamente qué tiempos y con qué reducción de sueldo) y de aquí a un par de meses me atrevo a proponerlo… ¡Seréis “los primeros” en saberlo! Vuestros comentarios me serian muy útiles, gracias por adelantado…
Os dejo con un poco de humor (¡es increíble la cantidad de ellos que he encontrado!)

Besos y abrazos J

miércoles, 9 de mayo de 2012

¡Qué pereza!

Vaya, parece que ya llegó el momento… Tan ilusionada (y excitada, y expectante, y motivada, y todo-todo) que estuve cuando le toco a la chiqui… Y ahora con pocho solo puedo decir: ¡QUE PEREZA!!
Por si no habéis caído, estoy hablando de la operación pañal o “potty training” como decimos por aquí J

El caso es que el pochito cumple hoy 2 años y 5 meses, y en la guardería ya llevan tiempo enseñándole un poquito, sin presión. Cathy, de la que ya os hablé aquí, me envía incluso fotos de sus logros… si, a veces la dedicación de las cuidadoras ¡no tiene límites! (tranquilos que no os voy a poner la foto de su pastelito aquí a vosotros, jajaja) El caso es que por la época del año en que nació, la chiquitina a esa edad entraba en el colegio y es cierto que ¡ya estaba “entrenada”! Bueno, en realidad lo consiguió justo a una semana de empezar el cole (uff) y por supuesto, algún accidente que otro hubo J
En todo caso, ahora me parece increíble… pero ¿cómo podía yo verla tan mayor y preparada, si ahora con su hermano lo que me gustaría es detener el tiempo lo máximo posible y no acelerar ninguna etapa de aprendizaje? No tengo palabras.
El caso es que he leído en algún sitio que por allá por los tiempos los niños de hecho “aprendían” incluso antes. No había tal mercado de pañales, y dicen las malas lenguas que todo esto de esperar hasta (de media) los dos años y medio, en realidad es solo una estrategia de las multinacionales para seguir vendiéndonos sus productos más tiempo.
Bueno, sin meterme en eso… ¿Ha llegado de verdad el momento?
El caso es que me encuentro dividida: por un lado me siento culpable de no animarle activamente en la operación… pero por otro lado me digo que para qué tener prisas, si él no empieza el cole hasta septiembre, y ya en el verano, con el buen tiempo y las vacaciones, pues va a ser mucho más fácil y lo mismo con ponerse en serio un par de semanitas estará arreglado el asunto…
¡Ya os iré contando!
Besos y abrazos J

martes, 8 de mayo de 2012

“Breaking the silence” (Diane Chamberlain)


"All in all", me ha gustado. La trama es interesante y hasta el final esta uno intrigado por ver como se soluciona el misterio. Es un poco difícil de creer, pero la solución no deja de ser factible. Lo que menos me ha gustado es la parte “romántica” de la historia, que para mi sobra, sobretodo porque no me ha llegado en absoluto (sino, tampoco me hubiera importado, jajaja). Un libro entretenido, una historia misteriosa, y un final feliz.

“Sospecha” (José Ángel Mañas)


Una agradable sorpresa. Cuando me lo compré aquí impulsivamente en una libreria española, no sabía que era el mismo autor que “Las historias del Kronen” (bueno, y ya he visto que ¡de MUCHAS novelas más! Esto de vivir fuera de España es lo que tiene…), que no lo he leído, pero la película me impresionó bastante por aquella época cuando se estrenó. Como leo mucho (casi siempre) en ingles, me ha encantado esta experiencia de leer en español de un autor así como muy castizo y real. Me encanta el lenguaje coloquial que utiliza sin dejar de ser un narrador excelente. La historia también me gustó y me enganchó lo suficiente. Bastante dura (y deprimente a ratos) por cierto, aunque con su chispa de humor. En fin, que para mí ha sido algo diferente y lo recomiendo totalmente. Si alguien ha leído otras novelas de él, no dudéis en recomendármelas J

jueves, 3 de mayo de 2012

CVs para la BEBESFERA

Querido josuyo de la rubia estoesparauna,
Somos chiqui y pocho, conocidos como “los minis” de nuestra mamá. Después de la última reunión de la bebesfera, de la que por cierto salimos muy satisfechos, hemos decidido enviarte nuestro CV para que quede en los archivos de la asociación, y utilizar de la mejor manera nuestras dotes y habilidades para la causa común.

Chiquitina
(chiqui, chiquiturri, pocholina, pocholocha, gamberrina, corazón, amor de mi vida)
Fecha de nacimiento: 29 Marzo 2008
Dirección: casa de Yo y El Germano, Bélgica. Residencia de verano en casa de Ata y Yayo, España.
Ojos: grandes y azules
Pelo: rubito y cada vez más corto (para no tener que lavármelo tan a menudo)
Complexión: delgadita como una ramita
Estado de salud general: muy buena tirando a buenísima
Estudios: 1° de maternal
·         Curso avanzado en plastilina
·         Curso avanzado en dibujo (sé hacer replicas de personas con pelos de punta, se me da bien el arte abstracto)
·         Curso avanzado en motricidad y rítmica (sé hacer volteretas, saltar sobre un pie y andar como un pingüino)
·         Curso avanzado en música (canto desafinando – mi hermano hace los coros, pero poseo guitarra rosa que de momento solo se tocar sentada porque es muy grande)
·         Curso avanzado en management: mi hermano hace lo que YO diga, cuando YO lo diga y como YO lo diga
Idiomas: Francés, Español, Alemán y nociones de Inglés (“give me five, alright!”), portugués (“ai se eu te pego”) e Italiano (“bella, bella, bella”)
Experiencia gamberril:
·         Facilidad de lloro con lagrimas de cocodrilo y gritos desconsolados
·         Capaz de encontrar rincones donde esconderme y pegar sustos
·         Destreza para transportar peluches, hacer montañas con ellos y darles achuchones
Aficiones, hobbies y otras habilidades:
·         Montar en carrusel
·         Golosinas (de todo tipo, repito TODO tipo)
·         Jake y los piratas de nunca jamás, Campanilla
·         Teatro: Disfruto haciéndome pasar por gatos, bebés, mamás…
·         Deportes acuáticos: Destreza para vaciar la bañera fuera de la misma
·         Movilidad: Dispongo de bicicleta (cuatro ruedas) y patinete (a compartir con el pocho)
Disponibilidad inmediata


Pocholo
(pocho, pochoto, pocholito, gamberrín, “petit mec”, corazón, amor de mi vida)
Fecha de nacimiento: 9 Diciembre 2009
Dirección: no sé, a mi me llevan y me traen, pero me gusta
Ojos: grandes y azules
Pelo: rubito y con caracoles
Complexión: fuerte como un torito
Sonrisa: que derrite (soy un seductor)
Estado de salud general: inmejorable
Estudios: postgraduado de guardería
·         Curso avanzado en lanzamiento indiscriminado de juguetes
·         Curso avanzado en dibujo EN MESA (o de cómo salirse de los límites del papel asignado para dibujar)
·         Curso avanzado en auto-alimentación, y auto-limpiado con la manga del jersey
·         Primer nivel de meada en orinal
·         Curso avanzado en desobediencia: mi hermana no tiene ningún poder sobre mí, mamá y papá algo mas dada su capacidad de proveerme con comodidades
Idiomas: Francés, Español, Alemán y “Pochoril” (aka luki mano, jejeje, ¡con dos huevos!)
Experiencia gamberril:
·         Destrozos varios de juguetes que mi hermana había dejado impecables hasta mi llegada
·         Brecha en la cabeza, visita a urgencias
·         Capacidad de escaqueo a la hora del baño
Aficiones, hobbies y otras habilidades:
·         COMER
·         No parar quieto, ni dormido
·         Mickey Mouse (ese ratón ¡es la bomba!)
·         Carreras: correr por toda la casa despendolado agitando los brazos al aire sin ton ni son
·         Exhibicionismo: vamos, que me gusta ir en bolas
·         Besuqueo y otras monerías (con ellas puedo conseguir de mamá y papá todo lo que me propongo: TODO)
Disponibilidad inmediata