viernes, 20 de julio de 2012

Un sin vivir


Que el clima en Bélgica no es como el de España ya lo sabía. Después de más de 10 años expatriada una ya no se inmuta por casi nada, y sobre todo no espera tener sol y cielos despejados todos los días. Pero lo de este año está siendo ya de escándalo. Creo que en tres meses habremos visto el sol unos cuatro días (contados) y a 20 de julio estamos a 14 grados y con lluvia.
Que julio es un mes extremadamente ocupado para mí en el trabajo, ya lo sabía también. Pero como la menda es muy chula y ha decidido implantar en la oficina y aplicarse el horario de verano a si misma sui generis, pues voy literalmente con la lengua fuera. Menos mal que es un proyecto muy chulo, y total, como fuera está lloviendo…
Que los niños en vacaciones se vuelven medio loquitos, ya lo sabía de sobra. La pichula ya se ha pimplado ella sola un campamento de mini-foot, un campamento de natación y termina hoy mismo un campamento de bicicleta. En este último, al ser la más pequeña, le ha costado un poco lanzarse a por los pedales, pero parece increíble que en estos cinco días realmente les enseñan a montar como verdaderos expertos y este fin de semana nos ha prometido la demonstración, ¡no puedo esperar! Mientras tanto el pocholo apura sus últimos días de guardería (¡en septiembre empieza el colegio! ¡Va a ser un momento épico!). Todos los días me lo da su querida Cathy (la podéis conocer aquí) con una sonrisa dulce-amarga porque la pobre va marcando los días que le quedan al pochilo con tristeza en un calendario, ¡es mas maja que los euros! Como la vamos a echar de menos…
En fin amigos, que por eso ando un poco desaparecida J
Eso sí, el viernes que viene creo que me dará sin duda para un largo post, ya que me lanzo a viajar sola con los niños. Volaremos a Madrid desde Bruselas, y después me he decidido a alquilar coche para llegar a nuestro destino. Imaginaros el cuadro: mujer atolondrada y despistada, dos minis excitados hasta la medula porque por fin vamos a España, tres maletas (¡¿?!!! – esto habrá que replanteárselo), avión, aeropuerto, coche, salida de Madrid con mujer atolondrada y despistada al volante y dos minis excitados detrás… ¡Ay! ¡Que solo de pensarlo me entra el caguele!! Y lo peor, que a los cuatro días yo me tengo que pirar de nuevo para currar… pero os aseguro que mi momento llegará y la venganza será MUY DULCE…

Besos y abrazos J

lunes, 16 de julio de 2012

“Before I go to sleep” (SJ Watson)


¡Increíblemente agobiante! Al principio me costó engancharme, pero la verdad es que después la historia es bastante fascinante. Una mujer que a causa de un accidente perdió la memoria y ahora cada vez que se levanta no sabe exactamente quién es ni dónde está. A través de su marido y algo de ayuda externa va reconstruyendo paso a paso su historia y su pasado… hasta recobrar la memoria… Es un thriller absoluto. Puedo ver perfectamente cómo se podría hacer una película totalmente escalofriante con esta historia. ¡Lo recomiendo!