martes, 30 de abril de 2013

“The casual vacancy” (J.K.Rowling)


En español la han titulado “Una vacante imprevista” y como ya sabréis, es la primera novela para adultos de J. K. Rowling, la autora inglesa de la serie de libros Harry Potter (que personalmente, yo los devoré en su momento, con MUCHO gusto). La trama de este libro en sí no parece demasiado interesante o excitante: un pequeño pueblo inglés en el que muere inesperadamente uno de sus consejeros y la “batalla” para ocupar ese puesto vacante entre otros parroquianos. Pero la verdad es que la autora es tan hábil a la hora de describir a las personas, sus pensamientos, sus entornos, etc., que la trama se va volviendo cada vez más interesante y al final engancha bastante. Hay algunos elementos en la historia quizá un poco exagerados o inverosímiles, y hay algunas partes en las que de pronto el ritmo se acelera demasiado en comparación con el resto del ritmo de la historia; pero en general me ha parecido un muy buen libro, entretenido y bien escrito. La autora sigue teniendo gancho y no dudo en que me compraré su próxima novela.

Buena lectura J

lunes, 29 de abril de 2013

Los beneficios de correr – una experiencia personal


“¡Correr es de cobardes!” os dirán… pero no os dejéis engañar, que aquí “¡el que no corre, vuela!” J

Después de muchos meses sin salir a correr, debido al frio, la pereza, a aquello y lo de mas allá, todo junto y revuelto, he comenzado de nuevo con la buena resolución de salir a correr por lo menos una vez por semana, que la verdad, tampoco es mucho.


Mi momento predilecto es el sábado por la mañana tempranito (a eso de las 8h00), lo cual me permite después desayunar con la tropa antes de “empezar” el día. Me levanto, me preparo y tras beber agua y tomarme un expreso (¡la cafeína ayuda a encontrar la energía necesaria!), salgo por la puerta de casa para volver más o menos a la media hora. Ya tengo mi trayecto bien estudiado para poder incluir una buena parte del recorrido en un parquecito precioso, lleno de arboles y con un lago repleto de patos de todo tipo, donde se respira verdadero aire (O2) fresco. Para mi es fundamental poder disfrutar al máximo del proceso (sino, ¡bye-bye motivación!), y por ello he decidido no enfocarme demasiado en la velocidad, sino más bien en no pararme durante toda la duración, aunque intentando mantener un buen ritmo el máximo tiempo posible. Así que una buena parte del recorrido, más que correr en sentido estricto, lo que hago es jogging J Al volver a casa hago unos minutos de estiramientos, a la ducha y ¡a desayunar!

Tengo que admitir que es duro… y de momento, no por más hacerlo me va resultando “más fácil” en sí. Pero una cosa es cierta, una vez pasado el esfuerzo, el sentimiento es GENIAL (con letras capitales, colores y fuegos artificiales). Me siento llena de energía y de un humor inmejorable. De pronto, la ducha es más relajante que jamás, y las tostadas del desayuno saben mejor que nunca.

Así que, dejando aparte toda la ciencia existente (que es mucha) sobre los beneficios de practicar una actividad física regular tanto para el cuerpo como para la mente, os recomiendo vehementemente (¡qué bonita palabra!) que consideréis uniros a esta banda de cobardes y disfrutéis como yo de sus beneficios.

Besos y abrazos J

viernes, 26 de abril de 2013

Se me pasan los días


Perdonadme, os echo de menos y sobretodo echo MUCHO de menos escribir, pero es que últimamente no llego… ¡Os deseo un fin de semana genial!

Besos y abrazos J

martes, 16 de abril de 2013

Salir del armario

En el sentido “blogueril”, se entiende J
Llevo poco más de dos años con el blog. Me gusta el hecho de que sea anónimo, porque aunque parezca contradictorio, es precisamente así como me siento más libre para ser 100% yo misma.
Al parecer ha habido casos en los que el anonimato ha servido a ciertas personas para inventarse muchas cosas, incluso para mentir descaradamente. Sabéis que ese no es mi caso. Yo os he escrito siempre desde el corazón y la sinceridad, he compartido muchas fotos personales y, con mucha alegría y cachondeo, he participado en toda desvitalización a la que he tenido ocasión de asistir (incluso ¡me he quedado con las ganas de asistir a muchas otras!). Vamos, que existo de verdad, soy de carne y hueso, mujer, madre y todo lo que os cuento es real. Incluso el hecho de vivir voluntariamente en un país donde llueve tanto y el estar enamorada de un germano. Son cosas que pasan J
La cuestión que me planteo ahora no está en si debería desvelaros mi verdadera identidad o no. Para ser sinceros, es que tampoco creo que un nombre y dos apellidos os vaya a suponer nada, ni me vayáis a querer más ni menos, ni me vayáis a seguir más ni menos, ni que me vayáis a tener más o menos empatía o simpatía.
La cuestión está sin embargo en si desvelar o no la dirección de este blog a un familiar muy cercano, mi querida sister. Que conste que allá por cuando empecé a escribir el blog, ya se lo comenté muy orgullosa por lo menos a mis progenitores. Ellos, sinceramente, me ignoraron completamente sobre el tema: ¿Un blog? Pues como quien oye llover J Jajaja, ¡benditos! El verano pasado, también salió de nuevo el tema de pasada, pero claro, esos fueron tiempos difíciles y la verdad, no era el momento de darle ninguna importancia. Bueno, ningún momento es para darle mucha importancia J

Ahora recientemente, con mi sueño de escribir (si posible algo todavía más tangible que un blog) que he compartido con mis familiares, pues ha vuelto a surgir el tema y parece que esta vez sí ha hecho impresión. Mi sisterina, que como buena hermana mayor, seguramente tiene en mente halagarme y sentirse orgullosa de mí, me ha pedido que please, le pase la dirección y le deje leerlo.
Y yo me pregunto: ¿afectará esta decisión la manera en la que escribo? Pesareis que no, pero aunque a vosotros os tengo mucho respeto y quiero gustaros, con mi hermana (y si caen mis padres) pues como que la presión monta, porque la verdad, te gustaría impresionarles, y no te ves a la altura, y… ¡qué estrés!
Y yo me pregunto: ¿perderé el control sobre la situación y acabará leyéndome toda la familia? Por favor, ¡no! No estoy preparada, que la familia es muy amplia (pero MUCHO), y ¡qué vergüenza más grande oiga! ¡Ni hablar!
Así que, sister, por dior, si me estás leyendo, ¡ni se te ocurra correr la voz!!! ¿Vale? ¿Trato?
Besos y abrazos J

domingo, 7 de abril de 2013

Reto 150 palabras: huevo, sueño y elefante



Era época de exámenes, pero el desayuno en familia de los domingos por la mañana era una de esas costumbres que nunca se dejaban pasar en su casa. Así que allí estaba, sentado a la mesa con sus padres y su hermana Clara, bebiendo un gran vaso de leche y, comiendo tostadas, nocilla, miel, y por supuesto, un delicioso huevo pasado por agua. Aquella noche había dormido como un tronco. Después de repasar el curso de filosofía, salió a correr y tras una buena ducha, se había quedado roque prácticamente al instante. Al despertar todavía recordaba con nitidez haber tenido un sueño rarísimo ¡con un gran elefante! Antes de bajar a la cocina, hizo una búsqueda rápida en google, y para su sorpresa encontró que soñar con elefantes significa “sabiduría, memoria y el poder de la persistencia” Un buen presagio, sin duda, para los exámenes que se le venían encima. 




150 palabras es una entrega dominical, creada por Marta, (DiarioDeAlgoEspecial) de una microhistoria o microrrelato, con la que podemos dar rienda suelta a nuestra creatividad, y enfocada a los niños. Te daré tres palabras de inicio, y habrá que crear un cuento. ¡de 150 palabras!
Después no te olvides de enlazar con el link aquí debajo y dejar un comentario en cada uno de los blogs que decidas visitar.
Para conocer cómo nació esta idea de 150 palabras y las reglas, puedes hacer click aquí.

1. 
10. 
2. 
11. 
3. 
12. 
4. 
13. 
5. 
14. 
6. 
15. 
anya  
7. 
16. 
8. 
17. 
9. 
18.

miércoles, 3 de abril de 2013

Bye-bye vacaciones


Fueron muy, pero que muy cortas, pero las hemos apreciado MUCHO.



Y ahora vuelta a la rutina. Con nuevo proyecto personal y es que he tenido mi GRAN idea para escribir un libro (que no verá la luz, pero será de tan gran satisfacción ¡para mí!)

Besos y abrazos J