domingo, 2 de marzo de 2014

Yo y mi kindle


Me resistí mucho. Y es que a mí me gustan los libros. Me gusta tenerlos en las manos, mirar la portada, olerlos, pesarlos, ojearlos, volver hacia atrás para comprobar algo, aventurarme hacia delante con curiosidad, dejarlos en la mesilla, en la mesa del salón, en la cocina, ordenarlos en las estanterías, llenar la casa de libros es para mí el no va más de la decoración…

Pero es cierto que quizás no es ecológicamente lo más correcto, que en las estanterías ya no hay sitio y acaban en cajones u otros lugares imposibles, que algunos pesan una tonelada y tengo el hombro izquierdo destrozado de cargarlos en el bolso… Es cierto que en versión electrónica son comodísimos, que puedes llevar mil para satisfacer tus cambios humor en viajes, que abrirlos se convierte en casi una reacción casi automática para cualquier espera, de cinco minutos a horas…


Total, que en Navidad me cayó un kindle y ¡estoy encantada! ¡Nunca había leído tanto! Echo de menos los libros, si, pero al mismo tiempo nunca había sido tan fiel a sus contenidos. En lo que va de año ya han caído siete y estoy con el octavo. Y ya tengo otros ocho en espera…

Aquí va el resumen de lo leído:

“Wonder” (R.J. Palacio)


Absolutamente maravilloso, enternecedor, positivo, constructivo… un gustazo de leer. La historia habla de un niño con una enfermedad rara de nacimiento que le ha deformado la cabeza y la cara. Sus padres le animan a que empiece a ir a un colegio “normal”, y allí le pasan un montón de cosas, algunas duras, otras sorprendentemente agradables… pero siempre desde su propio punto de vista, tan especial y tan único.

“My sister lives on the mantelpiece” (Annabel Pitcher)


Otra desde el punto de vista de un niño. En este caso, la historia habla de una familia que vivió muy de cerca los atentados terroristas en Londres y como ello ha afectado a todos sus miembros, incluido el niño que nos cuenta su historia. Es duro por momentos porque si hacerse mayor y perder la inocencia es difícil en cualquier circunstancia, en la suya es mucho más abrupto y difícil.

“The Analyst” (P.T. Dawkins)


Bueno, bueno, bueno. Este ¡me lo compré por error! Yo quería comprar el de John Katzenbach, que lo había recomendado Matt de “Blogueando de mi vida” en esta entrada, y resulta que ese no lo tienen en versión electrónica y le di a comprar a este pensando que era el bueno sin darme cuenta. Ya al empezarlo pensé, que raro, creía que iba de otra cosa totalmente distinta… total que me trague este thriller de Wall Street, sobre un bróker y un lio de estafa en el que se mete, y yo que sé. Si os gustan este tipo de libros y temas, se deja leer, pero la verdad, ¡muy bueno no es!


El “de verdad” ya me lo he comprado igualmente en versión papel y estoy pendiente de leerlo, ya os contaré.

“Flowers for Algernon” (Daniel Keyes)


Este también lo recomendó Matt, y esta vez acerté. Mereció la pena. Es la historia de un retrasado mental al que le practican una operación para aumentar su intelecto y como esto da un giro de 180° a su vida, pero en modos que quizá no hubiéramos sospechado. ¿Es mejor ser un tonto feliz o un lumbrera amargado? Que conste que yo no lo tengo claro…

“Sharp Objects” y “Dark Places” (Gillian Flynn)


Es la autora de “Gone Girl” que me gustó mucho. Pero madre mía, que dos novelas más negras. Son relativamente parecidas. Hay muertes, asesinatos en serie… y la protagonista es siempre una mujer joven y un tanto traumatizada y disfuncional, pero que se hace querer… y la trama se centra en ambos libros a su ámbito familiar con un rol siempre importante de la madre, una madre no siempre perfecta. Son libros un poco estremecedores y muy americanos en el sentido de los personajes, los lugares, las historias y el estilo. Pero reconozco que al final enganchan aunque estés deseando ¡que se acaben y salir de tan mal rollo!

Y ahora me estoy leyendo “Life after life” (Kate Atkinson) que me está gustando mucho, ¡ya os contaré!



Buena lectura J


9 comentarios:

  1. El Kindle es maravilloso y se lee mucho más. A partir de ahí podemos hablar de tipos de libros, de olor del papel y de esas cosas. Yo creo que es una seria competencia al libro de siempre. Ahora se puede elegir y eso es bueno.

    ResponderEliminar
  2. El Kindle es maravilloso y se lee mucho más. A partir de ahí podemos hablar de tipos de libros, de olor del papel y de esas cosas. Yo creo que es una seria competencia al libro de siempre. Ahora se puede elegir y eso es bueno.

    ResponderEliminar
  3. Ay, amiga tu tambien has caído jajajajajaja Mi principal motivo para tenerlo fue por el espacio, tengo libros en toda la casa excepto en el baño. Aunque me resisto a dar, donar y menos por supuesto, tirar
    besos
    Emma

    ResponderEliminar
  4. Tomo nota de tus recomendaciones y cómo me alegro de que siguieras las mías!! ;)
    Yo leo mucho más desde que tengo ebook, porque va siempre conmigo, en cualquier momento me pongo a leer. Me resistí, porque me pasa lo mismo que describes a principio, pero al final fue un acierto. Ya son más de dos años de relación de amor al ebook y encantada.
    Un beso!!

    ResponderEliminar
  5. El de Katzenbach te va a encantar, ya lo verás... Yo de momento sigo resistiéndome al tema del libro electrónico pero le regalé uno al churri por Navidad. Veré lo que tardo en hacer la prueba un día de estos. Un besote!!!

    ResponderEliminar
  6. Yo tengo Kindle también y me chifla, ahora no sé que hacer con tanto libro en la estantería. Me encanta que hableis de libros que habéis leído, ando falta de ideas. El de Daniel Keyes...casi siempre los tontos somos los amargados y los listos los felices, no podría ser de otra manera. Un beso!!!XD

    ResponderEliminar
  7. Acabo de leer el paciente,de gomez-jurado y es genial. Tomo nota de estos libros, a ver que encuentro.
    Besossss

    ResponderEliminar
  8. Opino como tu en cuanto a los libros... Hace ya anyos que me regalaron el Ebook y la verdad es que, aunque yo me resistia, es comodo.
    Si que lees rapido tu!, no?
    Yo leo mas lento, la verdad.
    Gracias por tus recomendaciones... De momento, siempre tengo un libro pendiente, tras el que estoy leyendo (o los que estoy leyendo), pero si me quedo sin, ya se donde acudir! :-) :-D
    Muakis

    ResponderEliminar
  9. ¡Hola! Yo también era reacia a leer libros en pantallas porque me paso el día delante del ordenador, pero, desde que descubrí los audiolibros, ¡me encanta! De hecho, solamente aguanto un rato porque estoy agotada cuando me pongo a leer... A la playa, creo que me seguiré llevando libros de toda la vida, si no, llenaré de crema y arena los aparatos :)

    ResponderEliminar